La paradoja del líder ágil


Por Ignacio de Jorge. Colaborador en La Salle IGS

Las grandes empresas que están navegando con éxito el entorno de transformación digital saben hacer bien dos cosas al mismo tiempo: ejecutar con eficiencia su modelo de negocio actual y experimentar con nuevos productos, servicios y modelos de negocio. McKinsey mostraba en un estudio en 2015 (“Why agility pays”) que sólo un 12% de las empresas conseguían esa combinación de estabilidad y velocidad que se llama agilidad. Pero ese 12% representaba un 70% del cuartil con mejor salud organizacional. Pocos saben hacerlo pero está claro que son los modelos de éxito.

El líder ágil vive la misma paradoja ambidiestra que sus empresas: combinar capacidades de facilitación o estabilizadoras con capacidades disruptivas.

Por el lado facilitador algunas capacidades críticas son cohesionar equipos alrededor de un propósito, conectar clientes y pasar tiempo con ellos, crear climas de confianza y colaboración o gestionar eficientemente procesos y recursos.

Por el lado disruptor destacan capacidades como saber leer el paisaje cambiante de la experiencia de cliente, reimaginar nuevos modelos de relación que rompen con presupuestos arraigados de su sector, o crear nuevos modelos organizativos y de trabajo.

Un ejemplo de este comportamiento contraintuitivo puedes ser, tras la experimentación de algo nuevo, forzar con determinación la organización al encontrar un breakthough o, “sensu contrario”, desmontar rápido un experimento que no ha funcionado.

¿Y en los mandos intermedios?. Otro tanto aplica,  al nivel que ellos trabajan de implantación estratégica o definición e implantación táctica. Y en todos los casos, ya estén en áreas de negocio o de soporte, trabajen en metodologías ágiles o tradicionales pero dentro de la misma cultura ágil de la organización.

Imaginemos ejemplos de managers de áreas soporte, que puede parecer más impermeable a los nuevos modelos. La parte disruptiva se puede manifiestar en crear nuevas propuestas de valor a las áreas de negocio, automatizar tareas de menos valor del equipo para concentrarse en las de mayor valor, o trabajar en modo colaborativo con el conjunto de la organización. Con la particularidad que la innovación en los equipos demanda que los modelos de liderazgo único del manager dejen paso a mayor autogestión en los equipos. Buen  número de decisiones que tomaba el manager serán ahora de los miembros respondiendo al equipo.

Abrazar la disrupción que supone la experimentación de un negocio que aún no existe sin abandonar la eficiencia que demanda la explotación del que todavía existe. ¿Soplar y sorber?. Sí, pero no a la vez que ya sabemos que es imposible, sino alternando y a veces en situaciones muy próximas.

Próximo CURSO ONLINE en DIRECTO: Qué necesita el líder digital para impulsar la transformación.

3 y 4 de diciembre de 2020 de 9:30h a 12:00h

Información e inscripciones aquí

 

Acerca de La Salle IGS

La Salle es una organización con más de trescientos años de dedicación a la formación que ha implantado más de mil centros educativos en ochenta y dos países de los cinco continentes. Setenta y tres de esas entidades son Universidades. Este hecho ha proporcionado a La Salle la capacidad para adaptar sus principios educativos a las diversas necesidades locales, que cubren un amplio espectro entre el Manhattan College de New York y el Institut Supérieur Agricole de Beauvais (Francia), o entre el Bishop Ndingi Mwangaza College de Nakuru (Kenia) y la De La Salle University de Manila (Filipinas), por citar algunos ejemplos. El Centro Superior de Estudios Universitarios de Madrid, con más de cincuenta años de compromiso con la educación, ha recogido y actualizado la larga tradición de La Salle, profundizando en las cuestiones esenciales que definen la formación de un profesional de nuestros tiempos. La implementación de programas activos de garantía de la calidad, la inversión en nuevas tecnologías aplicadas a la formación, la confianza en la creatividad y la innovación, y la creencia firme en que la colaboración con otras entidades nacionales y extranjeras es el secreto del éxito, definen de modo preciso sus fundamentos educativos. La oferta del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle está ordenada en torno a tres ejes: * La Educación en su sentido más amplio, es decir, la Educación en todos los niveles y en su dimensión formal y no formal. * Las Ciencias de la Salud, orientadas tanto a la prevención como a la rehabilitación. * La Gestión y la Tecnología, fundamentalmente especializada en la creación de programas de formación que aúnan aplicabilidad empresarial con rigor universitario. El Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle pertenece a la AIUL (Asociación Internacional de Universidades La Salle).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 24, 2020 por en la salle international graduate school.

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: