La dirección por valores junto con la dirección por objetivos


Por Jaime Queralt-Lortzing Beckmann

Hay quien contrapone estos dos conceptos como dos maneras diferentes de gestionar una compañía y no hay porqué. No estamos ante dos lugares antagónicos, ni mucho menos, más bien al contrario, deben ser complementarios.

¿Y por qué digo esto? Pues porque ni la empresa puede olvidarse de sus objetivos, ni tampoco de mantener sus valores para llegar a ellos.

La gran tragedia de la dirección por objetivos ha sido el cortoplacismo cada vez mayor en el que ha ido cayendo. Este pensar únicamente en el corto plazo ha obligado a los ejecutivos de estas compañías a arrumbar el pensamiento estratégico. Cuando los resultados que te preocupan se centran en el Q3, o peor aún, en el próximo mes; la dirección se convierte en errática, en una suerte de espasmos que hacen que la propia táctica parezca largoplacista.

La toma de decisiones deja de estar sustentada por la estrategia y eso desorienta al equipo encargado de seguirla. La pregunta que les surge de: – “¿Por qué hacen esto?, no entiendo nada”, se oye en cada esquina y tiene mucho sentido.

La estrategia son los raíles sobre los que debe rodar el desempeño de los diferentes encargos directivos. Si la hundimos bajo la mirada miope del cortoplacismo, los encargos descarrilan.

Pues precisamente es la dirección por valores la que nos devuelve las luces largas. Nuestros valores corporativos han de ser los que hagan brillar la estrategia y nos den la oportunidad de volver a mirar al largo plazo.

Esto no significa, sin embargo, que haya que olvidar nuestros resultados. Tenemos que analizar si están en consonancia con nuestros valores y si, con la estrategia que hemos trazado, creemos que seremos capaces de alcanzarlos. Si no es así, habrá que cambiarlos. Los objetivos, porque de lo contrario, volveríamos a las andadas del corto plazo.

Una pregunta ingenua para directivos: ¿Cuántas veces ha dicho, o le han dicho, últimamente “Bueno, tú pon ahí eso. Sabemos que no llegaremos, pero ya lo explicaremos”. Éste es de verdad el cáncer del cortoplacismo mellando las entrañas de nuestra empresa.

Los objetivos tienen que hacerse de abajo hacia arriba, como la suma de los objetivos particulares de individuos o unidades de negocio. Si van de arriba hacia abajo, estaremos quebrando nuestros valores o principios, que se basan en que cada cual sea un empresario por cuenta ajena en su puesto de trabajo.

Nuestros valores son los que nos van a garantizar que, cumpliendo nuestros objetivos y haciendo todos los movimientos tácticos necesarios, mantenemos el rumbo de la estrategia que en su momento nos marcamos.

Acerca de La Salle IGS

La Salle es una organización con más de trescientos años de dedicación a la formación que ha implantado más de mil centros educativos en ochenta y dos países de los cinco continentes. Setenta y tres de esas entidades son Universidades. Este hecho ha proporcionado a La Salle la capacidad para adaptar sus principios educativos a las diversas necesidades locales, que cubren un amplio espectro entre el Manhattan College de New York y el Institut Supérieur Agricole de Beauvais (Francia), o entre el Bishop Ndingi Mwangaza College de Nakuru (Kenia) y la De La Salle University de Manila (Filipinas), por citar algunos ejemplos. El Centro Superior de Estudios Universitarios de Madrid, con más de cincuenta años de compromiso con la educación, ha recogido y actualizado la larga tradición de La Salle, profundizando en las cuestiones esenciales que definen la formación de un profesional de nuestros tiempos. La implementación de programas activos de garantía de la calidad, la inversión en nuevas tecnologías aplicadas a la formación, la confianza en la creatividad y la innovación, y la creencia firme en que la colaboración con otras entidades nacionales y extranjeras es el secreto del éxito, definen de modo preciso sus fundamentos educativos. La oferta del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle está ordenada en torno a tres ejes: * La Educación en su sentido más amplio, es decir, la Educación en todos los niveles y en su dimensión formal y no formal. * Las Ciencias de la Salud, orientadas tanto a la prevención como a la rehabilitación. * La Gestión y la Tecnología, fundamentalmente especializada en la creación de programas de formación que aúnan aplicabilidad empresarial con rigor universitario. El Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle pertenece a la AIUL (Asociación Internacional de Universidades La Salle).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el diciembre 18, 2017 por en la salle international graduate school.
A %d blogueros les gusta esto: