Desarrollando la Inteligencia Colectiva en las organizaciones


Por Gemma Gonzalez Andrés, Socia Directora de Konnectare Values

Banco peces

Siempre me han llamado la atención los bancos de sardinas. Me pregunto por qué leyes se rigen, qué instinto les hace estar tan coordinadas. Es como un baile sincronizado. Todas saben lo que tienen que hacer.

Estamos inmersos en una revolución tecnológica que está obligando a las organizaciones a repensar sus estructuras organizativas, sus modelos de negocio y sus propuestas de valor.

En este mundo VUCA, volátil, incierto, ambiguo y complejo necesitamos construir organizaciones líquidas, ligeras, equipos de trabajo capaces de adaptarse a estos entornos cambiantes.

Las empresas que sobrevivan serán aquellas capaces de desarrollar su inteligencia colectiva y su capacidad de aprendizaje

La inteligencia colectiva se va a convertir en el mejor recurso de la organización para innovar.

¿Cómo podemos hacer para que aflore esa inteligencia colectiva en nuestras organizaciones?

Construyendo una Cultura fuerte

Para que tu marca sea significativa hacia fuera ha de ser significativa hacia adentro.

Las empresas necesitan empleados alineados con la Marca y la Marca necesita estar alineada con sus empleados.

Para consolidar la identidad corporativa, el “employer branding” las empresas deben poner su esfuerzo en construir una cultura fuerte, con una visión y misión compartidos, con unos valores corporativos alineados con los valores de las personas que trabajan allí.

Los empleados deben de ser los primeros prescriptores de la empresa y poner en valor (capital social) su marca personal de cara a la organización.

Creando espacios colaborativos

La tecnología nos ha hecho móviles, nos permite trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento lo que ha hecho que el puesto de trabajo tal como lo concebíamos antes haya caducado.

Las empresas inteligentes utilizan el rediseño del espacio físico como una oportunidad para repensar la forma de de trabajar

Las oficinas se transformaran en espacios mucho más flexibles, abiertos, luminosos, espacios para conversar, para crear entornos colaborativos.

Las redes sociales corporativas ayudaran a gestionar el conocimiento interno, a potenciar el orgullo de pertenencia y será una vía para conectar el talento. Se crearán comunidades de aprendizaje, de innovación donde los empleados podrán compartir ideas y experiencias.

Generando vínculos emocionales en los equipos

Debemos dedicar más tiempo (tiempo kairos), a conversar, a saber cuáles son nuestras fortalezas, nuestras motivaciones, para potenciarlas dentro del equipo.

Nos hemos pasado demasiado tiempo cuestionándonos, mirándonos los unos a los otros, desperdiciando toda esa inteligencia colectiva que se genera cuando nos sentimos formando parte de algo más allá de nosotros mismos.

La esencia de los grandes equipos es que sus miembros sientan una gran conexión entre ellos, disfruten con su trabajo, se sientan comprometidos con el equipo, con el proyecto y con la organización. Los equipos que marcan la diferencia comparten visión y objetivos. Tienen valores comunes. Celebran, aprenden, aprenden de sus errores.

Volviendo a los rituales en los equipos

Debemos tomar nota de lo que funciona en los equipos deportivos. Todos los deportistas han desarrollado algún ritual, el ritual individual como herramienta para influir en la mente del atleta y el ritual en el equipo antes de enfrentarse a un reto deportivo. Todos hemos visto a Nadal o a los “All Blacks” de rugby haciendo la danza antes de empezar el partido

¿Por qué no lo utilizarlo en las organizaciones?

El poder del ritual es grande, te conecta emocionalmente, te hace sentirte orgulloso. Podemos crear rituales para dar reconocimiento, celebrar los éxitos, para concentrarnos antes de empezar un gran proyecto.

Todo los miembros dentro de un equipo deberían saber quienes son, para qué están y que valor aportan al equipo y a la organización.

Infografía

¿Qué es lo que caracteriza a los equipos que marcan la diferencia?

Son equipos con un gran sentido de pertenencia, orgullo, pasión, confianza y sentido del humor.

Todas estas palabras tienen mucho que ver con una parte de la realidad de los equipos que no es visible pero que está ahí y que es la que tiene el mayor impacto en su desempeño y que hace que el equipo se sienta con toda la energía, motivado, comprometido y con ganas de enfrentarse a cualquier reto.

La esencia de estos equipos es que sus miembros sienten una gran conexión entre ellos, no se cuestionan, disfrutan con su trabajo, se sienten comprometidos con el equipo, con el proyecto y con la organización.

Equipos que marcan la diferencia: desarrollando la inteligencia colectiva

Jueves, 28 de abril de 2016.

Acerca de La Salle IGS

La Salle es una organización con más de trescientos años de dedicación a la formación que ha implantado más de mil centros educativos en ochenta y dos países de los cinco continentes. Setenta y tres de esas entidades son Universidades. Este hecho ha proporcionado a La Salle la capacidad para adaptar sus principios educativos a las diversas necesidades locales, que cubren un amplio espectro entre el Manhattan College de New York y el Institut Supérieur Agricole de Beauvais (Francia), o entre el Bishop Ndingi Mwangaza College de Nakuru (Kenia) y la De La Salle University de Manila (Filipinas), por citar algunos ejemplos. El Centro Superior de Estudios Universitarios de Madrid, con más de cincuenta años de compromiso con la educación, ha recogido y actualizado la larga tradición de La Salle, profundizando en las cuestiones esenciales que definen la formación de un profesional de nuestros tiempos. La implementación de programas activos de garantía de la calidad, la inversión en nuevas tecnologías aplicadas a la formación, la confianza en la creatividad y la innovación, y la creencia firme en que la colaboración con otras entidades nacionales y extranjeras es el secreto del éxito, definen de modo preciso sus fundamentos educativos. La oferta del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle está ordenada en torno a tres ejes: * La Educación en su sentido más amplio, es decir, la Educación en todos los niveles y en su dimensión formal y no formal. * Las Ciencias de la Salud, orientadas tanto a la prevención como a la rehabilitación. * La Gestión y la Tecnología, fundamentalmente especializada en la creación de programas de formación que aúnan aplicabilidad empresarial con rigor universitario. El Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle pertenece a la AIUL (Asociación Internacional de Universidades La Salle).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 7, 2016 por en la salle international graduate school.
A %d blogueros les gusta esto: