Todo cambia y nada permanece


Por Alfonso Royo, Coordinador del Máster en Dirección de Proyectos en La Salle International Graduate School of Business

Los vertiginosos cambios que se producen en nuestro entorno pueden desestabilizar la confianza y la motivación de los trabajadores. Los líderes deben abrirles los ojos a la nueva realidad.

El adagio budista que abre este artículo refleja perfectamente la actual situación de una  sociedad en continuo cambio; la transformación se produce con tal rapidez que incluso en ocasiones nos parece que no vamos a ser capaces de absorber todos los cambios que invaden nuestras vidas a  velocidad de vértigo.

Lo que está sucediendo hoy en día en nuestra sociedad no es sólo un conjunto de cambios más o menos importantes sino  un continuo cambio de paradigmas. Llegar a entender ese concepto es la única manera de enfocar el liderazgo y acometer con éxito cualquier proceso de cambio empresarial.

Antes de entrar de lleno a profundizar este concepto vamos a explicar primero el significado de un Cambio de Paradigma con un ilustrador ejemplo, Suiza dominó al mundo en la fabricación de relojes. En 1968, tenía el 65% del mercado mundial de relojes y más del 80% de los ingresos totales de esa industria. En una feria mundial de relojería en 1968 alguien, un maestro relojero,  presento un reloj sin agujas, totalmente electrónico, un reloj de cuarzo funcionando con baterías.

El rechazo de la industria suiza al nuevo reloj fue total. Seiko, creyó en el nuevo paradigma y compró la patente. Lo demás ya forma parte de la  historia. Y ¿Saben ustedes quién fue ese alguien que inventó este diseño revolucionario? Un  relojero suizo.

No tenían rodamientos, no usaban engranajes ni se les tenía que dar cuerda, por lo tanto no podía ser el futuro de los relojes. Diez años más tarde, la participación helvética en el mercado había caído por debajo de un 10% y en los tres años siguientes tuvieron que despedir a 50.000 de las 65.000 personas que trabajaban en el sector.

Los cambios en la empresa aparecen como consecuencia de múltiples cambios de paradigmas: la globalización,  la crisis económica mundial, las crisis sectoriales, la aparición de  nuevas tecnologías que dejan obsoletas a otras prácticamente nuevas, las  fusiones empresariales (pensemos en la situación del sector financiero, la reorganización de las cajas de ahorro  en nuestro país), las adquisiciones de compañías para alcanzar un volumen competitivo en un mercado global, las transformaciones culturales, o a menor escala cualquier nuevo proyecto puesto en marcha en una compañía, todo ello  genera en las empresas importantes  cambios de referencia y cuando cambian las referencias todo cambia absolutamente, incluida la visión que tenemos de la realidad.

Por todas estas circunstancias no nos valen las antiguas  llaves para abrir la puerta a una nueva realidad. Son los líderes los que deben suministrar las nuevas llaves.

Cambia_PermaneceAsumir esta nueva realidad  no es nada fácil. Cualquier cambio genera una situación de incertidumbre, y la reacción  ante esta desestabilizadora incertidumbre es la preocupación. Y las personas afectadas demandan más información, se preguntan cómo el cambio los afectara personalmente, se preguntan qué necesitarán ellos personalmente y cómo contribuirá para ayudar a implantar el cambio, se preguntan insistentemente acerca del impacto o beneficios del cambio.

De hecho el problema más grave en cualquier proceso de cambio es, valga la redundancia, cambiar el comportamiento de los individuos.

En situaciones de  ambiente velozmente cambiante y competitivo como el de nuestro siglo es cuando se exige mayor liderazgo que nunca.

Los líderes necesitan hablar menos y escuchar más, confiar y depender de  otros más que nunca y para ello deberán:

– Concentrarse en la Información, no en la opinión, distribuyendo y compartiendo la información necesaria de forma permanente y a tiempo.

– Utilizar la  Comunicación abierta y total  (tanto en vertical como en horizontal en las organizaciones) como una de las bases de su actuación.

– Comunicar los objetivos  que se persiguen y su ¿por qué?

– Marcar las prioridades dentro de los objetivos marcados.

– Rodearse de los mejores profesionales cuyos valores estén alineados con los de la compañía.

– Alentar el compromiso con el cambio.

– Trabajar con humildad  reconociendo que no todo es claro en el proceso.

– Ser generosos en su relación con las personas de su organización.

– Inspirarles a los profesionales para sacar de todos ellos más de lo que creen que pueden dar.

Y por encima de todo la confianza una confianza subdireccional del líder hacia sus colaboradores y de los colaboradores hacia el líder.

Confianza que se ha convertido en palabra clave en el liderazgo moderno y mucho más en situaciones de cambio.

Yo me preguntaría  ¿Cuántos directivos españoles tienen la confianza entre los conceptos clave de su estilo de liderazgo?…pero esa es ya otra cuestión.

Originalmente publicado en http://steelmood.blogspot.com.es/2014/01/liderazgo-y-cambio.html

Acerca de La Salle IGS

La Salle es una organización con más de trescientos años de dedicación a la formación que ha implantado más de mil centros educativos en ochenta y dos países de los cinco continentes. Setenta y tres de esas entidades son Universidades. Este hecho ha proporcionado a La Salle la capacidad para adaptar sus principios educativos a las diversas necesidades locales, que cubren un amplio espectro entre el Manhattan College de New York y el Institut Supérieur Agricole de Beauvais (Francia), o entre el Bishop Ndingi Mwangaza College de Nakuru (Kenia) y la De La Salle University de Manila (Filipinas), por citar algunos ejemplos. El Centro Superior de Estudios Universitarios de Madrid, con más de cincuenta años de compromiso con la educación, ha recogido y actualizado la larga tradición de La Salle, profundizando en las cuestiones esenciales que definen la formación de un profesional de nuestros tiempos. La implementación de programas activos de garantía de la calidad, la inversión en nuevas tecnologías aplicadas a la formación, la confianza en la creatividad y la innovación, y la creencia firme en que la colaboración con otras entidades nacionales y extranjeras es el secreto del éxito, definen de modo preciso sus fundamentos educativos. La oferta del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle está ordenada en torno a tres ejes: * La Educación en su sentido más amplio, es decir, la Educación en todos los niveles y en su dimensión formal y no formal. * Las Ciencias de la Salud, orientadas tanto a la prevención como a la rehabilitación. * La Gestión y la Tecnología, fundamentalmente especializada en la creación de programas de formación que aúnan aplicabilidad empresarial con rigor universitario. El Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle pertenece a la AIUL (Asociación Internacional de Universidades La Salle).

3 comentarios el “Todo cambia y nada permanece

  1. Augusto González
    septiembre 17, 2014

    Muy importante la mención de Alfonso Royo al factor de la CONFIANZA Es curioso que un termino muy utilizado de forma coloquial, en realidad es poco comprendido y conocido con precisión. A menudo, las organizaciones no saben como construir y gestionar la valiosa confianza entre todos los miembros de la compañía, e incluso, no hacen hincapié entre sus miembros para desarrollar y gestionar confianza con los clientes. Aunque aún no se está profundizando mucho, ni con rigurosidad, en el factor confianza en la mayoría de las empresas españolas de todos los tamaños, personalmente creo que, en la complejidad del mundo actual, la confianza es más importante que nunca y en mis imparticiones y conferencias, sobre negociación avanzada, liderazgo y trabajo en equipo, incluyo un módulo dedicado exclusivamente a desarrollar y gestionar confianza. Estoy de acuerdo con el articulo del Sr.Royo y su énfasis en la confianza como concepto clave.

    El 16 de septiembre de 2014, 12:42, La Salle International Graduate School

    • Gracias por tu comentario Augusto , la realidad es que en la sociedad actual hay términos que en ocasiones parecen obsoletos, antiguos ( compromiso , esfuerzo …) y otros como la Confianza que parecen obvios y sin embargo no lo son . Hay un gran deficit y sería importante analizar cual es el origen de ese deficit

  2. ispizua
    septiembre 17, 2014

    Reblogueó esto en ispizuay comentado:
    muy interesante el comentario de Alfonso Royo
    en particular me llama la atención el énfasis puesto en el concepto “confianza”
    En mi opinión, en un mundo tan complejo como el actual nunca ha sido tan importante como ahora el desarrollo y la gestión de la confianza. Es sorprendente que un término utilizado muy a menudo en realidad no está rigurosamente implantado (ni comprendido) en la mayoría de las compañías. Personalmente he incluido un módulo sobre confianza en casi todas mis conferencias e imparticiones sobre Negociación Avanzada, Liderazgo y Equipos
    Muy interesenate el articulo del Sr. Royo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: