El coaching y el aprendizaje


Por Carmen Valls Ballesteros. Directora del Programa Internacional de Coaching de La Salle IGS

 ¿Cómo encaja el mundo del coaching con la educación, con las aulas, con el aprendizaje?

En nuestro trabajo con profesores y alumnos, aparece una constante: las mejores experiencias de aprendizaje de ambos en su vida, están relacionadas con una conexión entre sus emociones y lo aprendido. Cuando el profesor escucha y valora la experiencia emocional del alumno, y conecta lo trabajado en el aula con sus metas, sus necesidades y sus vivencias, los alumnos se enganchan en dicho aprendizaje,  se motivan.

El coaching tiene múltiples aplicaciones al mundo educativo, pero hoy nos centramos en uno: en coaching creemos que no hay transformación si no partimos de la involucración de las emociones en el proceso de desarrollo del individuo.

Así, nos planteamos integrar el componente emocional en las aulas,  como forma de motivar a las personas en su propio aprendizaje, como forma de ayudarles a sacar todo su potencial y su talento. Se trata de recuperar la pasión por el aprendizaje que todos tenemos al nacer y que luego vamos perdiendo.

Recordemos las cuatro preguntas que Marzano y Pickering (2010) nos proponen para comprender por qué un niño se involucra o no, se conecta o no al aprendizaje, y llevémoslas a cualquier contexto de aprendizaje:

¿cómo me siento?: emociones frente al aprendizaje, cómo me siento en relación a los compañeros, a los profesores, a la Institución.

¿me interesa?: ¿capta mi atención? ¿me genera curiosidad? ¿me activa?. (esta parte puede depender del dinamismo y entusiasmo del profesor y sus métodos didácticos).

¿me importa?: ¿tiene relación con mis metas y sueños?. Me cuestiono qué me aporta para lo que de verdad me
importa.

¿puedo hacerlo?: ¿soy capaz de transformar mi realidad con lo aprendido?,  Contactamos con nuestra autoestima, nuestra percepción de capacidades y esfuerzos para poder crecer.

La motivación depende de las respuestas que damos a estas preguntas de forma consciente o inconsciente, ya que este diálogo interno podría existir siempre en todo proceso de aprendizaje.

Y….¿Cómo conseguir la conexión? ¿Cómo conectar de nuevo con la motivación por aprender?

Una de las grandes claves es hacer un espacio a las emociones en el aula sea cual sea nuestra forma de trabajar en ella. ¿Y para qué?

En primer lugar, se trata de valorar la propia experiencia de los alumnos, rompiendo el esquema único de que el profesor es quien sabe y el alumno es quien aprende.  Pero en definitiva, lo que pretendemos es conectarnos de nuevo con esa pasión por aprender que surge de las emociones, de las necesidades, de los sueños y de los deseos.

Sabemos que las emociones tienen una influencia relevante en el aprendizaje, por ello la conexión emocional del individuo con sus propias emociones y con las emociones que les genera dicho aprendizaje, serán la clave para la conexión desde el inicio. Esto resulta casi obvio en los niños, pero no olvidemos que los adultos seguimos siendo  seres emocionales, y que a veces somos un poco adultos y otras veces un poco niños.

Referencias bibliográficas:

MARZANO R.  y  PICKERING D. (2010): “The highly engaged classroom.

The classroom strategies series.

Acerca de La Salle IGS

La Salle es una organización con más de trescientos años de dedicación a la formación que ha implantado más de mil centros educativos en ochenta y dos países de los cinco continentes. Setenta y tres de esas entidades son Universidades. Este hecho ha proporcionado a La Salle la capacidad para adaptar sus principios educativos a las diversas necesidades locales, que cubren un amplio espectro entre el Manhattan College de New York y el Institut Supérieur Agricole de Beauvais (Francia), o entre el Bishop Ndingi Mwangaza College de Nakuru (Kenia) y la De La Salle University de Manila (Filipinas), por citar algunos ejemplos. El Centro Superior de Estudios Universitarios de Madrid, con más de cincuenta años de compromiso con la educación, ha recogido y actualizado la larga tradición de La Salle, profundizando en las cuestiones esenciales que definen la formación de un profesional de nuestros tiempos. La implementación de programas activos de garantía de la calidad, la inversión en nuevas tecnologías aplicadas a la formación, la confianza en la creatividad y la innovación, y la creencia firme en que la colaboración con otras entidades nacionales y extranjeras es el secreto del éxito, definen de modo preciso sus fundamentos educativos. La oferta del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle está ordenada en torno a tres ejes: * La Educación en su sentido más amplio, es decir, la Educación en todos los niveles y en su dimensión formal y no formal. * Las Ciencias de la Salud, orientadas tanto a la prevención como a la rehabilitación. * La Gestión y la Tecnología, fundamentalmente especializada en la creación de programas de formación que aúnan aplicabilidad empresarial con rigor universitario. El Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle pertenece a la AIUL (Asociación Internacional de Universidades La Salle).

2 comentarios el “El coaching y el aprendizaje

  1. Isabel Soria
    abril 20, 2012
  2. ana
    julio 27, 2015

    Me gusta mucho vuestro blog, encontramos siempre artículos tan interesantes como éste. El mundo del cocaching es impresionante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: